Saludos y bienvenida



Somos un grupo formado por profesionales sanitarios (medic@s y enfermer@s), pero abierto a todos aquellos profesionales de la salud interesados, cuyo objetivo fundamental es mejorar los aspectos comunicacionales de la relación médico-paciente, para ello realizamos cursos de formación a profesionales de la Comunidad de Madrid, fundamentalmente a los residentes de la especialidad de Medicina de Familia y de Enfermería de Familia.

comunicacionysalud.madrid@gmail.com



domingo, 17 de septiembre de 2017

XXVII Cineforum de la SoMaMFyC "Las vidas de Grace"



CINE FORUM de la  SoMaMFyC
El Grupo Comunicación y Salud de la SoMaMFyC tiene el gusto de invitaros a su próximo cineforum, que se celebrará el día 25 de septiembre, a las 16,00 horas en la sede de la Sociedad (C/Fuencarral nº 18-1º D).
En este encuentro, se proyectará y comentará la película “Las vidas de Grace” del director Destin Daniel Cretton. Al igual que los anteriores cineforum, éste será coordinado por el Dr. Alberto López García-Franco -que nos adjunta una breve reseña de la película- y la Dra. Concha Álvarez Herrero.



“Mucha magia y suerte tienen los niños que consiguen ser niños”, escribía Eduardo Galeano. Nuevamente vemos a la actriz Brief Larson, nuestra Grace en este film, empeñada en salvar infancias del azote de la violencia, el maltrato y el desamparo. En este cine fórum ya la vimos en la película “La habitación” intentando salvar a su hijo, con el recurso de la mentira, inventando un mundo irreal en esa habitación en la que es sometida. En las vidas de Grace lo hace con el recurso de la implicación en esas otras “sus vidas” que comparte.
La película que os presentamos, cuyo título original es “Short Therm 12” (2013) es anterior a la película de “La habitación” (año 2016). Su director, Destin Daniel Cretton (Hawuai; 1978), realiza su segundo largometraje (el primero fue “I am not a hípster, no estrenado en España), sobre la base de un corto con el mismo título original (Short Therm 12; 2009). En este caso, el título de la película en español, que gustó al propio director, acierta con la esencia que la película intenta transmitir: las vidas de Grace. 
Grace trabaja en un centro de acogida de menores en situación de precariedad. A la labor se encomiendan no sólo los cuidadores si no los otros niños a los que el destino les ha negado una oportunidad y que intentan restañar sus heridas y la de sus compañeros. Seres vulnerables acogidos por cuidadores también vulnerables que esperan acertar en su aproximación y que, como en el caso de Grace, tienen la vivencia de su propio abandono emocional en la infancia. Profesionales que son conscientes del elemento sensible que manejan y que abordan su trabajo con generosidad. Generosidad y esperanza en que esas vidas, de alguna manera sus vidas, tengan una oportunidad bajo el sol. Como todo profesional cuyo trabajo consiste en permitir el crecimiento personal, (diagnóstico, terapéutico o formativo), fomentando la autonomía, la autoestima y la curación, lo hacen desde el respeto, el apego y la compasión. Compasión entendida como empatía que te lleva a la acción, al empeño por darles un mundo mejor. Respeto como marco de referencia sobre el que actuar, considerando las decisiones de los niños. Como se dice en la película, “si un chico quiere irse legalmente no podemos impedírselo, pero siempre hay alguien en la puerta para convencerle”. No desde la imposición, sino desde la comprensión.
Película de análisis para maestros, médicos, cuidadores y todo aquel cuyo objetivo sea movilizarse para dotar de esperanza a esos seres con los que comparten sus cuidados, pero siendo conscientes de sus propias contradicciones y sus propias heridas, frustraciones y complejos. Como le ocurre a Grace, debemos enfrentarnos a los propios traumas, lo que convierte, muchas veces, nuestras acciones, no solo en ejemplo de cercanía, sino de superación.
El director plasma en esta película su propia experiencia en centros de acogida, antes de dedicarse al cine. Habla del maltrato familiar sin casi mencionarlo, analizando sus consecuencias en esos jóvenes desadaptados. Habla de abusos pero casi sugiriéndolo…No habla de las causas, sino de sus efectos, y de cómo superarlas. Película que aporta credibilidad sin manierismos, realidad sin sobreactuación. Que nos habla de la vocación de unos, el desamparo de otros y de la capacidad de superación de todos. De segundas oportunidades. Y cada uno de sus personajes, acogedores y acogidos, lidiando con sus lastres emocionales. Película social que no abusa del excesivo dramatismo, y que, como en el cine de denuncia de Ken Loach, se sirve del bálsamo benéfico del buen humor.  Como la primera escena en la que el actor John Gallagher (nuestro Manson en la película), pareja de Crace y empleado en el centro de acogida, cuenta una divertidísima anécdota con uno de los niños acogidos. Película dura, pero en tono revitalizador, que como la fábula del pulpo y el tiburón que nos cuenta, nos hace intuir los recovecos oscuros de eso que llamamos mundo.

Grupo Comunicación y Salud . SoMaMFyC.

No hay comentarios: